Skip To The Main Content
 | Find A Physician | Careers

Pneumococo

¿Qué es el pneumococo?

El pneumococo es una bacteria que puede provocar enfermedades graves en los niños, entre las que se incluyen neumonía, infección sanguínea y meningitis (infección de los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal). En los niños pequeños, la bacteria del pneumococo a menudo produce otitis media (infección del oído medio), que puede conducir a complicaciones más graves como por ejemplo, la meningitis.

Vacuna antineumocócica

Aunque durante muchos años se han utilizado vacunas antineumocócicas en niños mayores y en adultos, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda actualmente una nueva forma de vacuna, llamada vacuna antineumocócica conjugada (su sigla en en inglés es PCV7), para todos los niños menores de dos años de edad. La AAP también recomienda que la PCV7 se administre a todos los niños en edades comprendidas entre los 24 y 59 meses que tengan alto riesgo de desarrollar infecciones por pneumococo. En este grupo se incluyen los niños que tienen un sistema inmune (que lucha contra las infecciones) debilitado, como por ejemplo, los niños que sufren anemia drepanocítica o infección por el virus de inmunodeficiencia humano (su sigla en en inglés es VIH, oHIV).

¿Cuándo se administra la vacuna PCV7?

Esta vacuna puede administrarse junto con las demás vacunas de la niñez y se recomienda en las siguientes edades:

  • A los 2 meses

  • A los 4 meses

  • A los 6 meses

  • Entre los 12 y los 15 meses

Si un niño está enfermo o tiene fiebre, debe esperar a reponerse antes de poder recibir la vacuna. Los niños que hayan sufrido una reacción previa a algún tipo de vacuna antineumocócica no deben vacunarse.

¿Cuáles son los riesgos de la vacuna PCV7?

Una vacuna, al igual que cualquier medicamento, puede llegar a provocar problemas serios como por ejemplo, una reacción alérgica grave. Sin embargo, entre las reacciones más frecuentes a la PCV7 se incluyen las siguientes:

  • dolor y enrojecimiento en el lugar donde se aplica la vacuna

  • fiebre

  • dolores musculares

¿Cómo debo cuidar a mi hijo después de aplicarse la vacuna PCV7?

  • Déle un analgésico que no contenga aspirina, según se lo indique el médico de su hijo.

  • Si se produce una reacción alérgica, es muy probable que se presente entre unos pocos minutos y unas pocas horas después de la vacunación. Entre los signos se pueden incluir dificultad para respirar, sibilancia (sonido agudo al respirar debido a la compresión en las vías respiratorias), debilidad, latidos cardíacos acelerados, ronchas y palidez. Informe inmediatamente de la aparición de estos signos o de cualquier otro fuera de lo común al médico de su hijo.