Skip To The Main Content
 | Find A Physician | Careers

Muy Bajo Peso al Nacer

¿Qué es el muy bajo peso al nacer?

Muy bajo peso al nacer es un término que se utiliza para describir a los bebés que nacen con un peso menor a los 1500 gramos (3 libras y 4 onzas). Muy pocos nacen tan pequeños, sólo el 1,5 por ciento. Sin embargo, el índice global de bebés con muy bajo peso al nacer en Estados Unidos está aumentando y se debe, principalmente, a la mayor cantidad de bebés de partos múltiples, que son más proclives a nacer prematuramente y con menor peso.

Los bebés con muy bajo peso al nacer se ven mucho más pequeños que los que nacen con un peso normal. Son muy delgados, con tejido adiposo escaso y su cabeza se ve más grande que el resto del cuerpo. Además, su piel suele ser bastante transparente, lo que permite distinguir los vasos sanguíneos con facilidad.

Estadísticas sobre los bebés de muy bajo peso al nacer

Tenga en cuenta las últimas estadísticas que se obtuvieron del Centro Nacional para las Estadísticas de Salud (National Center for Health Statistics):

Peso al nacer

Porcentaje de nacimientos

menos de 2500 gramos (5,5 libras)

8,2 por ciento

entre 2000 y 2499 gramos (4,4 a 5,5 libras)

5 por ciento

entre 1500 y 1999 gramos (3,3 a 4,4 libras)

1,6 por ciento

entre 1000 y 1499 gramos (2,2 a 3,3 libras)

0,8 por ciento

entre 500 y 999 gramos (1,1 a 2,2 libras)

0,6 por ciento

menos de 500 gramos (menos de 1,1 libras)

0,2 por ciento

¿Cuáles son las causas del muy bajo peso al nacer?

La causa principal del muy bajo peso al nacer es el nacimiento prematuro (es decir, antes de las 37 semanas de gestación). Los bebés con muy bajo peso al nacer suelen nacer antes de las 30 semanas de gestación. Al nacer prematuramente, el bebé permanece menos tiempo en el útero materno para crecer y aumentar de peso. éste es el problema, ya que es durante la etapa final del embarazo cuando el aumento de peso del bebé es más pronunciado.

Otra de las causas del muy bajo peso al nacer es el retardo de crecimiento intrauterino (RCIU). Esto se produce cuando un bebé no crece normalmente durante el embarazo debido a problemas con la placenta, la salud de la madre o los defectos congénitos. La mayoría de estos bebés son también prematuros y muy pequeños e inmaduros físicamente.

¿A quiénes afecta el muy bajo peso al nacer?

El sólo hecho del nacimiento prematuro implica un bebé muy pequeño. Sin embargo, existen otros factores que también pueden contribuir al riesgo de tener muy bajo peso al nacer. Entre ellos se incluyen los siguientes:

  • la raza
    Las probabilidades de nacer con muy bajo peso son dos veces mayores en los bebés afroamericanos que en los caucásicos.

  • la edad
    Las madres adolescentes (especialmente las menores de 15 años) corren mayor riesgo de tener un bebé con muy bajo peso al nacer.

  • los partos múltiples
    Debido a que suelen ser prematuros, los bebés de partos múltiples corren mayor riesgo de tener muy bajo peso al nacer. Aproximadamente el 10 por ciento de los mellizos y un tercio de los trillizos tienen un muy bajo peso al nacer.

  • la salud de la madre
    Las probabilidades de que mujeres que están expuestas a las drogas, el alcohol y los cigarrillos durante el embarazo, tengan bebés con muy bajo peso al nacer son mayores. También es muy probable que las madres de bajo nivel socioeconómico tengan una nutrición insuficiente durante el embarazo, cuidados prenatales inadecuados y complicaciones en el embarazo, factores que pueden contribuir al muy bajo peso al nacer.

¿Por qué es el muy bajo peso al nacer una preocupación?

Un bebé con muy bajo peso al nacer corre mayor riesgo de sufrir complicaciones. Su pequeño cuerpo no es muy resistente, por lo que es posible que presente dificultades para alimentarse, aumentar de peso y para combatir las infecciones. Debido a su tejido adiposo escaso, estos bebés también suelen tener complicaciones para mantener el calor en temperaturas normales.

Como muchos de estos bebés también son prematuros, puede resultar difícil diferenciar los problemas provocados por la prematurez de los problemas debidos al hecho de ser muy pequeños. En general, cuanto menor es el peso del bebé al nacer, mayores son los riesgos de sufrir complicaciones. A continuación se enumeran algunos de los problemas frecuentes de los bebés con muy bajo peso al nacer:

  • niveles bajos de oxígeno al nacer

  • incapacidad de mantener la temperatura corporal

  • dificultad para alimentarse y para aumentar de peso

  • infecciones

  • problemas respiratorios como por ejemplo, el síndrome de sufrimiento respiratorio (una enfermedad respiratoria de la prematurez causada por los pulmones inmaduros)

  • problemas neurológicos como por ejemplo, la hemorragia intraventricular (sangrado dentro del cerebro)

  • problemas gastrointestinales como por ejemplo, la enterocolitis necrotizante (su sigla en inglés es NEC), enfermedad intestinal grave que es frecuente en bebés prematuros.

  • síndrome de muerte súbita del lactante (su sigla en inglés es SIDS)

Casi todos los bebés con muy bajo peso al nacer necesitan atención especializada en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) hasta que logren aumentar de peso y se encuentren en condiciones de volver al hogar.

En general, cuanto más pequeño es el bebé, mayor es el riesgo. Debido a esto, la sobrevida de estos bebés se relaciona directamente con su peso al nacer.

Los bebés de muy bajo peso al nacer presentan mayores riesgos de sufrir complicaciones y discapacidades a largo plazo. Generalmente, cuanto más bajo es el peso, mayores son las probabilidades de desarrollar problemas intelectuales y neurológicos, entre los cuales se pueden incluir los siguientes:

  • parálisis cerebral

  • ceguera

  • sordera

  • retardo mental

Consulte al médico de su bebé para obtener más información acerca de estos riesgos.

¿Cómo se diagnostica el muy bajo peso al nacer?

El peso que tendrá un bebé al nacer se puede calcular de distintas maneras durante el embarazo. Por ejemplo, se puede medir la altura uterina (se mide la parte superior del útero) desde el hueso pubiano. Esta medida en centímetros generalmente coincide con la cantidad de semanas de gestación después de la semana 20. Si la cifra es baja para la cantidad de semanas, es posible que el bebé sea más pequeño que lo previsto. La ecografía (un estudio a que utiliza ondas sonoras para generar una imagen de las estructuras internas) es el método más exacto para calcular el tamaño fetal. Se pueden medir la cabeza y el abdomen del feto, y comparar los resultados con una tabla de crecimiento para calcular su peso.

Se pesa a los bebés durante las primeras horas después del nacimiento y la cifra se compara con su edad gestacional y se registra en los antecedentes médicos. Un peso menor que 2500 gramos (5 libras y 8 onzas) se diagnostica como bajo peso al nacer. En cambio, un bebé que pesa menos de 1500 gramos (3 libras y 5 onzas), recibe un diagnóstico de muy bajo peso al nacer.

Tratamiento para el muy bajo peso al nacer

El tratamiento específico para el muy bajo peso al nacer será determinado por el médico de su bebé basándose en lo siguiente:

  • la edad gestacional de su bebé, su estado general de salud y los antecedentes médicos

  • la tolerancia de su bebé a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • su opinión o preferencia

El cuidado de los bebés con muy bajo peso al nacer suele incluir:

  • cuidados en la UCIN

  • camas con control de temperatura

  • alimentación especial, en ocasiones con una sonda en el estómago, si el bebé no puede succionar

  • otros tratamientos para las complicaciones

Estos bebés pueden demorar más en "ponerse al día" con el crecimiento físico debido a que suelen padecer otras complicaciones, y muchos de ellos son derivados a programas de salud de seguimiento especiales.

Prevención del muy bajo peso al nacer

Debido a los formidables avances en el cuidado de los bebés enfermos y prematuros, a pesar de nacer antes de término y ser muy pequeños, cada vez más bebés logran sobrevivir. Sin embargo, la prevención de nacimientos prematuros es una de las mejores maneras de evitar el muy bajo peso al nacer.

El cuidado prenatal es un factor clave en la prevención de nacimientos prematuros y bebés con muy bajo peso al nacer. En las consultas prenatales, se controla la salud tanto de la madre como del feto. Dado que la nutrición y el aumento de peso maternos están vinculados con el aumento de peso fetal y el peso al nacer, es fundamental seguir una dieta saludable y aumentar de peso durante el embarazo. Las madres también deberían evitar el alcohol, los cigarrillos y las drogas ilícitas, ya que estos factores pueden contribuir a un crecimiento fetal deficiente, entre otras complicaciones.