Skip To The Main Content
 | Find A Physician | Careers

Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

¿Qué es la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes?

La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es un trastorno temporario en los niños en el cual la cabeza redondeada del hueso del muslo, conocida como cabeza femoral, deja de recibir irrigación sanguínea y , como consecuencia, ésta colapsa. El cuerpo absorberá las células óseas muertas y las reemplazará con células óseas nuevas. Finalmente, las células óseas nuevas le devolverán la forma a la cabeza femoral del hueso del muslo. La enfermedad de Legg-Calvé-Perthes provoca dolor y rigidez en la articulación de la cadera durante un tiempo.

Este trastorno atraviesa cuatro fases que afectan a la cabeza del fémur. Las fases son:

  • Fase 1  -  Ausencia de irrigación sanguínea a la cabeza femoral. Se presenta inflamación, rigidez y dolor en la articulación de la cadera y muerte del tejido óseo en algunas porciones del hueso. En las radiografías, la apariencia de la cabeza femoral es menos redondeada. Esta fase puede durar desde varios meses hasta un año.

  • Fase 2  -  El cuerpo elimina las células óseas muertas y las reemplaza por células óseas nuevas y más sanas. La cabeza femoral comienza a tomar nuevamente la forma redondeada. Todavía hay irritación y dolor en la articulación. Esta fase puede durar de uno a tres años.

  • Fase 3  -  La cabeza femoral continúa tomando su forma redondeada con tejido óseo nuevo. Esta fase puede durar de uno a tres años.

  • Fase 4  -  Las células óseas normales reemplazan a las células óseas nuevas. Esta última fase puede durar algunos años hasta completar el proceso de consolidación.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes?

Se desconocen aún las causas de esta enfermedad. La probabilidad de que se presente en un varón es cuatro veces mayor que en una niña.

Generalmente, la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes afecta a los primogénitos y a los niños de entre 4 y 8 años de edad. En la mayoría de los casos afecta solamente a una cadera.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes?

Generalmente, el niño se queja de dolor en la cadera, el cual se intensifica cuando realiza alguna actividad física. Es posible también que el dolor se presente en las áreas del muslo o de la rodilla. En la mayoría de los casos, el niño cojea y manifiesta que el reposo le alivia el dolor.

Los síntomas de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos de la cadera. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, los procedimientos para el diagnóstico de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes pueden incluir:

  • Rayos X  -  un examen de diagnóstico que usa rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa.

  • Escáner de los huesos  -  o centellograma óseo, método nuclear de diagnóstico por imágenes que sirve para evaluar cualquier cambio artrítico o degenerativo en las articulaciones, detectar enfermedades y tumores de los huesos o determinar la causa del dolor o de la inflamación de los huesos.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM, su sigla en inglés es MRI)  -  procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

  • Artrografías  -  Prueba de diagnóstico por imágenes que estudia las estructuras no óseas de las articulaciones.

  • Análisis de sangre.

Tratamiento para la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

El tratamiento específico para la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.

  • La gravedad del trastorno.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Las expectativas para la evolución del trastorno.

  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento es preservar la forma redondeada de la cabeza femoral y evitar que se deforme durante el transcurso del trastorno. Las opciones de tratamiento dependen del dolor y la rigidez de la cadera y de los cambios que muestran las radiografías a través del tiempo, así como también de la porción de la cabeza femoral que ha colapsado.

Generalmente, el primer paso del tratamiento consiste en recuperar el movimiento de la cadera y eliminar el dolor provocado por la tensión muscular alrededor de ella y la inflamación dentro la articulación. El tratamiento puede incluir:

  • Reposo

  • Restricciones de la actividad

  • Medicamentos

  • Reposo en cama y tracción

  • Yeso o aparatos ortopédicos (para mantener la cabeza femoral en el cótilo de la cadera, permitir el movimiento restringido de la articulación y que el fémur tome nuevamente su forma redondeada).

  • Cirugía (para mantener la cabeza femoral en el cótilo de la cadera).

  • Fisioterapia (para fortalecer los músculos de la cadera y estimular su movimiento).

  • Muletas o silla de ruedas (en algunos casos).

Perspectivas a largo plazo para un niño con la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes

El objetivo primordial en el tratamiento de la enfermedad de Legg-Calvé-Perthes es obtener un diagnóstico temprano del trastorno, que permita el mayor tiempo posible para que la cabeza femoral vuelva a tomar su forma redondeada. Entre otros objetivos del tratamiento se incluyen controlar el dolor, mantener la movilidad de la cadera y evitar su deformidad progresiva.

Los dos factores más importantes para determinar el resultado son la edad del niño y qué tan afectada está la cabeza femoral por este trastorno.

La gravedad de cada caso determinará las probabilidades de que el niño sufra restricción en el movimiento de la cadera, diferencias en las longitudes de las piernas y problemas en las caderas en la edad adulta.